miércoles, 9 de junio de 2010

Futbol y cine (la conexión argentina) Primera Parte




Bueno, tomando la muy buena idea del cólega Ale, vamos a seguir con el futibol (aunque a algunas personas que frecuentan este blog mucho no les guste ;) ) Aunque a mi nunca me gustó mucho eso de "Matar dos pájaros d eun solo tiro" (pobres pajaritos!) acá vamos, a falta de dos tres: Cine, Mundial en puertas y Exaltación patriotista del Bicentenario. Alguna vez leí que casi no había películas argentinas sobre fútbol o con escenas de juego. Eso no es del todo exacto. Tampoco comparto que no hay buenas películas hechas en este país sobre el tema (claro que hay malas también) Lo que es cierto es que, en un país fuertemente futbolero como este, la asociación entre futbol y cine no haya sido más fructífera. Y una prueba a la vista d e todos de sus posibilidades son los momentos "futboleros" de la última ganadora del oscar en idioma "extranjero"...

Sin embargo, la asociación entre futbol y cine (las dos pasiones d e más d e uno) es bastante tempranera...
Ya en 1932 se hizo "La Barra del Taponazo" basada en las hazañas goleadoras de Bernabé Ferreyra de ese mismo año. La película incluía un tango del mismo nombre con estrofas como esta: "al rematar las jugadas/ sos tan potente y tan diestro/que el día menos pensado/ me lo dejás tuerto al sol" Alguien habrá notado que era época del cine mudo... Las películas se hacían "habladas" mediante la combinación de pelicula "muda" y un disco con el sonido...
En 1936, otro pionero, Moglia Barth hizo "Goal" pero la primera en "hacer roncha" fue...

El cañonero de Giles (1937):
De Manuel Romero. Si a alguien le interesa podemos volver sobre Romero en otra ocasión. Romero fue la primer gran estrella de la Edad d e Oro del cine argentino. Productor prolífico como pocos, una mezcla de un "auteur" con Ed Woods. Rey del "fast film" era capaz de cerrar una peli en dos semanas. Uno de esos "Fast Film" fue "el cañonero..." Otras marcas "romerianas" eran: Recurrir a una estrella que ayudara a levantarla con pala (en este caso Sandrini) y a un tema d e actualidad que no necesitara muchas aclaraciones. También apelar a un interés del público (generalmente el tango, la radio o un éxito del teatro de revistas -qe no era igual que ahora- )

En este caso River obtuvo el primer bicampeonato del profesionalismo y su goleador era apodado "el mortero de Rufino" De ahí al "Cañonero de Giles" un solo paso. A sandrini se sumaron los jugadores del equipo millonario en pleno. La historia era simple. Sandrini empezaba d e abajo (haciendo por tercera o cuarta vez el papel que llevaría hasta la exasperación) y era un super goleador pero fallaba si no tenía un perro cerca que ladrara.
El cañonero fue uno de tantos éxitos de tquilla d e la dupla Romero- Sandrini

El Hincha 1951
Otra vez quien sino Manuel Romero... Schlieper s e podía dedicar a la comedia brillante, Saslavsky y Zavalía a aburrir a las masas, Sofficci y del Carril al drama o la comedia con fuerte contenido social y político... Romero seguía en los grande s temas: Tango, más tango, algún crimen o noticia sensacionalista y un fulbito por ahí...
Con su olfato característico decide trabajar con otro éxito de la cultura popular: el propio Discepolo. El guión, obra d eambos, cuenta la historia de un laburante, el propio Discepolo que vive por y para el fútbol. Guión y actuación llevan a sus últimas consecuencias al estereotipo del chabón que s ela pasa pensando "en fobal" todo el tiempo. Posterga el casamiento para ir a la cancha, enferma a los jugadores que, llegado el caso, pueden preferir patear hacia donde s e encuentra que al arco. Otro elemento es que el club en cuestión no e s uno poderoso sino uno pequeño al borde del descenso. Probablemente los hinchas del ascenso puedan sentirse aún más identificados con el personaje... Los temas clásicos de Romero están presentes: el héroe surgido de abajo (Sandrini en el cañonero, Passano en e sta) los malvados con dinero, la corrupción de la "pureza" amateur por el "vil metal" y un humor más logrado que en la anterior. Con todos los problemas que pueda tener (Tampoco acá Romero se tomó mucho tiempo) "El hincha" es una de esas comedias que se disfruten (anqe s e pueda llegar a odiar al protagónico) aún con el paso del tiempo y con una interpretación de Don Enrique Santos (especialmente en el final) de antología

Cinco grandes y una chica:
Un año antes de "el hincha" otra comedia aprovechaba, no ya a Sandrini, sino a los infames "cinco grandes del buen humor" En este caso se recurría a jugadores profesionales (Angel Labruna y Pedernera) para realizar las jugadas (truco al que volvería a echar mano tiempo más tarde Houston para la famosa "escape a la victoria") y a la truca y el montaje para utilizarlas y dar la impresión que se traba de más escenas que la sque se habían filmado.
El protagonista nuevamente era el "goleador" del equipo -Rico el "galán" d e los cinco grandes-. Y el argumento superaba en delirio al del cañonero d egiles. En este caso al prota le endogaban la pierna par aconvertirlo en patadura pero tan compleja conspiración era "descubierta" por los "brillantes" pato Carret y Jorge Luz y... en fin... Al menos se lo ve a Labruna...

Pelota de Trapo
Igualmente, tres años antes del hincha se estrenó "Pelota de Trapo" probablemente la más recordada d e la s que nombré hasta ahora.
Dirigida por Torres Ríos, "Pelota de Trapo" tiene la característica particular de ser una d elas primeras "películas de suburbios" filmadas en locaciones "reales"
En sí la historia no e s muy original: otra vez los pobres que quieren jugar y algún designio que se lo impide. En este caso, a diferencia d e lo que había hecho Romero antes y después (y que hará el propio Armando Bo mas adelante) no se hace hincapié en la mercantilización del fútbol sino en el panegírico del "barrio" Ese año, por una rara falla de olfato, al parecer los viejos hermanitos Mentasti no estaban interesados y Armando Bo invirtió sus cuarenta mil pesos en hace r la película trabajando con Torres Ríos que ya contaba con veinte películas en su haber. "Toscanito" (un nene con una voz insoportable como la de un toscano chiquito) protagonizaba al personaje en su niñez y Armando Bo era el protagonista adulto. LA curiosidad era que el equipo que fundaban los protagonistas despué s fue fundado en la vida real: El famoso "sacachispas"

Tiempo después Armando Bo y otro director d e doble apellido harían mejores cosas, pero esa, esa e s otra historia.

13 comentarios:

Alejandro the Kitsune-san dijo...

Buena onda che¡

estas peliculas las escuche nombrar pero volver esta prohibido so pena de muerte en casa

algun dia, cuando tengaq tiempo

quizas....

saludos

jb dijo...

Pero estas películas las dan en "volver"? está seguro?
Hasta donde se volver esta como gardel pero al revés, cada día peor :P :)
Y "cine de barrio" creo que no pasa peliculas anteriores a 1946 por principios :P :)

Juli Monster dijo...

odio el futbol... y no aclare: ODIOLAS PELICULAS SOBRE FUTBOL!
...


DIOS MIO... todavia no empezo y ya me tiene harta!!


Salutes querido!

jb dijo...

yuli:
jajajajajaja
bueno, al menos es consecuente no como las qe aprenden con el solo afan d elevantar tipos :P :P

Giberelina dijo...

qué fútbol? posteame el cinerama de la coca sarli (?) jajaj hace años que quiero ver una triste pelicula y nada.
un beso!

jb dijo...

Giberelina:
Bienvenida!! :)
Como es eso que hace años que querés una triste pelicula y nada? :o :o

jajajaj
ok, ok. Tendré en cuenta lo d ela coca... :)

mandrake el vago dijo...

Uy!
Que imbancable ese toscanito!
mas pesado que collar de melones... :P

Staff de Bla Bla Bla dijo...

Las voces de las películas de esa época eran la base del éxito...

Nanu dijo...

Partidazo el de Argentina ayer, pero me dio miedo Alemania que goleo a Australia 4-0

jb dijo...

Staff:
Uds lo dicen por toscanito? :P :)

jb dijo...

Nanu: Bueno... partidazo lo que s edice partidazo...

rastelman dijo...

los huevo secos me tiene el fobal!

jb dijo...

Rastel:
Ufa!
ahora v aa decir que son veintidos boludos atrás de una pelota :P
Yava, ya cambiaremos tema...